9 feb. 2018

COULANT DE CHOCOLATE

El coulant de chocolate o volcán de chocolate es uno de los postres más fáciles de hacer en toda la historia de la repostería chocolatera. El chocolate, como ingrediente principal es el protagonista de este pequeño bizcocho al que se le suele conocer tambien como muerte por chocolate y  no me extraña porque después de probarlo sólo queda tocar el cielo, una receta de las más sensuales y apetecibles que conozco.

Receta del coulant de chocolate

Muchas son las versiones de este postre pero básicamente todas coinciden en el resultado final, una costra de bizcocho crujiente y en su interior un cremoso chocolate fundido que estalla en el plato como si de fuegos artificiales se trataran. Lo mejor de todo es que cualquiera y cuando digo cualquiera es así, puede hacer este bizcocho porque es muy básico, lo importante es el tiempo de horneado, ahí está el truco.
Debemos controlar la potencia de nuestro horno y hacer pruebas hasta dar con el tiempo exacto. Si la masa la acabamos de hacer con tan solo 8-9 minutos estará lista, si la hemos congelado este tiempo aumentará siendo necesario al menos entre 11-13 minutos.


Ingredientes para el coulant de chocolate

  • 350gr de chocolate negro
  • 310gr de mantequilla
  • 190gr de azúcar blanco
  • 125gr de harina
  • 6 huevos
  • 6 yemas de huevo
La proporción de ingredientes es para 10-12 coulants, si quieres hacer menos sólo tendrás que dividir cantidades por la mitad.

Elaboración de la receta

  1. Engrasamos los moldes con mantequilla, la manera correcta es pincelando desde la base del molde hacia arriba dejando solo una fina capa de esta. Añadimos un poco de harina y repartimos por todo el molde, una vez hecho esto ponemos boca abajo y damos uno o dos golpes sobre la encimera para quitar el exceso de harina.
  2. Precalentamos el horno a 230º.
  3. Fundimos el chocolate negro junto con la mantequilla al baño María a 45º y reservamos.
  4. Batimos el azúcar, los huevos y las yemas. Cuando consigamos una textura espumosa añadimos el chocolate fundido con la mantequilla, mezclamos.
  5. Por último añadimos la harina previamente tamizada y removemos hasta conseguir una textura homogénea.
  6. Rellenamos con la mezcla los moldes del coulant y horneamos a 190º durante 8-9 minutos.
  7. Sacamos, desmoldamos con cuidado y presentamos en el plato.
Consejos:
  • Cuando engrasemos los moldes tenemos que tener cuidado que no haya exceso de mantequilla ni de harina, esto podría hacer que el coulant no subiera.
  • El tiempo de horneado varía dependiendo de cada horno, haz una prueba antes para controlar el tiempo que necesita.
  • Puedes congelar la masa una vez puesta en sus moldes, sólo tendrás que aumentar el tiempo de horneado a 11-13 minutos, tendrás un postre perfecto en muy poco tiempo.
  • Recuerda que para fundir el chocolate con la mantequilla es aconsejable hacerlo al baño maría y muy lentamente para que se haga bien, puedes hacerlo en el microondas pero si no lo controlas demasiado no te lo aconsejo.
  • Los moldes que he usado son flaneras metálicas, para mí las mejores sin duda porque el calor lo reparten mejor que los de silicona o tipo albal.
  • No rellenes los moldes hasta arriba deja un poco espacio libre porque aunque no suben demasiado si que aumentan de tamaño.
  • El coulant estará listo cuando veamos que ha formado costra por fuera y tiembla el centro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario